Cómo sacarle partido a tu armario

Las mujeres utilizamos menos del 30 % de la ropa que hay en nuestro armario. Porque compramos prendas en rebajas sin pensar si las utilizaremos o no, o porque no sabemos combinar lo que ya tenemos. Y seguimos acumulando prendas nuevas.

1. Pierdes excesivamente el tiempo en la elección de tu atuendo, hasta cuarenta y cinco minutos
2 ¿Sientes a menudo que no tienes nada adecuado para vestir?
3. Después de vestirte, cuando sales de casa, ¿te sientes inseguro e incómodo con las prendas que te pusiste?
4. ¿Te sucede a menudo que habrías querido usar otra ropa pero la tenías pendiente de lavar?
5. ¿Te sucede a menudo que llevas siempre la misma ropa sin variar?
6. ¿Tienes dificultades a la hora de combinar prendas, carteras y accesorios?
7. ¿Tienes un par de zapatos, alguna cartera, accesorio o joya que no usas jamás porque no tienes con qué atuendo combinarlos??
 8. ¿Sientes que debes ir de compras para conseguir un vestido nuevo cada vez que tienes que atender un evento en particular?

Si has respondido afirmativamente más de 3 de estas preguntas, es que necesitas una organización urgente en el armario.


Para empezar a organizar el armario debemos tirar las prendas muy gastadas o pasadas de moda. (O meterlas en una caja para guardar en otro espacio) Lo ideal es descartar todo lo que no has usado en los dos últimos años. Y a continuación hacer una lista mental de las actividades que realizas habitualmente:
  • Realizar tareas laborales
  • Desplazarse al trabajo
  • Actividades sociales
  • Actividades deportivas
  • Eventos particulares durante el fin de semana – tales como excursiones, escapadas o viajes

Habiendo compilado la lista pasaremos al análisis de un armario básico adecuado a los estilos identificados como prioritarios. Comparando la lista con el armario será más simple comprender si dentro del clóset hay prendas o accesorios en exceso respecto a las oportunidades de uso que tienen, o en su defecto en relación a la ocasión para la cual serían efectivamente necesarios. Por ejemplo, puede ser que tengas muchos zapatos de tacón alto que no uses porque raramente tienes un evento para su uso. Y al contrario, no tienes casi pantalones para vestir a diario.
Si se trabaja 5 días a la semana, se deben tener de 5 a quince atuendos. Un armario relativo al “fin de semana” puede variar entre ocho y diez prendas, teniendo en cuenta la presencia de un conjunto diverso para cada fin de semana por aproximadamente dos meses.
Un consejo, puedes sacar fotos a tus outfits que te hayan funcionado previamente, así como crear nuevos y así crear un book, para agilizar la combinación de prendas en un futuro.

Comentarios

Entradas populares